Reemplazo de rodilla


¿Cómo funciona una rodilla sana?

 

La rodilla es la articulación más grande del cuerpo. Para poder llevar a cabo actividades rutinarias, la rodilla necesita un funcionamiento normal. La rodilla está compuesta por el extremo inferior del hueso del muslo (fémur), que rota en el extremo superior de la espinilla (tibia), y la tapa de la rodilla (patela).

Las superficies de la articulación donde los tres huesos se tocan, están cubiertas por cartílagos articulares, una sustancia suave que amortigua los huesos y les posibilita que se muevan con mayor facilidad. 

Todas las superficies restantes de las rodilla están cubiertas por un tejido delgado y liso llamado membrana sinovial. Esta membrana segrega un liquido especial que lubrica la rodilla y reduce la fricción casi totalmente en una rodilla sana.

Causas comunes del dolor de rodilla y la pérdida de su función.

La causa más común del dolor crónico y la incapacidad de la rodilla es: 
-Sobreuso articular
-La Osteoartitris
-La Artritis reumatoide 
-Lesiones previas

¿Es el remplazo de rodilla para usted?
Entre las razones que demuestran que usted se beneficiará de un remplazo de rodilla se encuentran comúnmente:

  • El dolor severo de la rodilla que limita sus actividades diarias, incluyendo caminar, subir o bajar escaleras, levantarse y sentarse de una silla, etc.
  • La inflamación y la hinchazón crónica que no mejora con el descanso o con los medicamentos.
  • Las deformaciones de la rodilla.
  • La rigidez de la rodilla.
  • La incapacidad de lograr que el dolor se alivie con los medicamentos inflamatorios.
  • La incapacidad de tolerar, o las complicaciones debido a los medicamentos para el dolor.
El remplazo articular es una de la cirugías con mayor tasa de éxito en la actualidad.

La mayoría de los pacientes que se someten a reemplazos totales de la rodilla se encuentran entre los 60 y 80 años de edad, pero los cirujanos ortopédicos evalúan a los pacientes de manera individual. Existen pacientes de 16 años y mayores de 90 años que han recibido reemplazos totales de rodilla exitosos.

La evaluación ortopédica

La evaluación ortopédica consiste en varios componentes:
  • Un historial médico
  • Un examen físico
  • Rayos-X a fin de determinar la magnitud del daño y de la deformación en su rodilla, ocasionalmente un MRI
  • Pruebas de sangre
  • Valoración y tratamiento de enfermedades coexistentes (hipertensión, diabetes, etc.)
Expectativas realistas acerca de la cirugía e reemplazo de rodilla

Más de 90 por ciento de las personas se someten a un remplazo total de rodilla experimentan una reducción dramática del dolor y una mejoría significativa de la capacidad para llevar a cabo actividades comunes de la vida diaria. Pero el remplazo total no lo convertirá a usted en un superatleta ni le permitirá hacer más de los que podía antes de desarrollar la artritis.

Con las modificaciones apropiadas a las actividades, los reemplazos pueden perdurar muchos años.

Actividades que puede hacer después de la operación:

  • Caminatas recreativas
  • Nadar
  • Jugar Golf
  • Manejar
  • Excursionismo ligero
  • Montar bicicleta de manera recreativa
  • Baile de salón
  • Subir y bajar escaleras normalmente
Si su rodilla está dañada severamente debido a la artritis o a una lesión, seguramente le es difícil realizar simples actividades cotidianas, como caminar o subir escaleras.

Si las medicinas, los cambios en sus niveles de actividad y el uso de las asistencias para caminar ya no le ayudan, entonces debe considerar la posibilidad de una cirugía de reemplazo total de rodilla. Al restaurar las superficies dañadas y desgastadas de su rodilla, la cirugía de reemplazo total de rodilla puede aliviar su dolor, corregir la deformidad de su pierna y ayudarle a realizar sus actividades cotidianas nuevamente.

 

 


Síguenos en las redes sociales