Dolor Articular


Causas comunes del dolor en su articulación

CAUSAS Y PROCEDIMIENTOS

Las causas más comunes de los síntomas suelen ser consecuencias de uno o más de los siguientes factores: 
  • Enfermedades reumáticas
  • Lesiones previas (facturas, rupturas de ligamentos no tratadas, lesiones meniscales).
  • Sobre uso articular, que puede ser presente en deportistas de alto rendimiento o a causa de traumas repetitivos crónicos propios de actividades laborales.
  • Sobre carga articular en pacientes obesos.
  • Factores hereditarios
Evaluación del problema

La valoración de problemas articulares incluye:

Una historia clínica completa, incluyendo cualquier otra enfermedad asociada, una exploración física a fondo. Es muy probable que se requieran estudios de imagen, como: radiografías, resonancia magnética, entre otros.

Mediante un análisis preciso de los datos proporcionados por el paciente y por sus estudios, se podrá integrar un diagnóstico de su condición articular.

¿Cómo tratar el dolor de articulaciones?

Existen hasta el momento, diversas opciones de tratamiento, en los que el punto más importante y que da la pauta para su inico es el grado de daño articular que existe en el momento del diagnóstico.

Pueden ser tratamientos no invasivos, mediante reposo, meditación y terapia física.
Y procedimientos invasivos como viscosuplementación, microcirugía, reemplazo articular, entre otros.

Tratamientos no invasivos

Medicación vía oral, constituyendo básicamente antiinflamatorios, esteroides, los cales aliviarán su dolor, sin embargo el desgaste articular no es posible revertirlo bajo estas medidas, existen sustancias llamadas condroprotectores de cartílago que actúan principalmente mejorando la calidad del cartílago sano, con efectos no garantizados para el cartílago dañado.

Un programa de rehabilitación específico para las lesiones de cada articulación es de gran valor debido a que mantiene la calidad muscular y los rangos de movimiento de la articulación afectada en las condiciones más óptimas posibles, pero en situaciones en las que el daño es severo, el ejercicio pudiera ser mas perjudicial que benéfico.

Los apoyos para la marcha también son una medida valiosa el control del dolor y pudieran ser muletas, bastón, andadera, o en caso muy severos cuando el dolor es muy intenso la silla de ruedas.

Tratamientos invasivos

Los procedimientos invasivos también son variados tales como: la viscosuplementación articular que es la inyección de ácido hialurónico que es un componente natural del líquido sinovial, el efecto que produce es dependiente también del daño presente, y se basa en mejorar el ambiente interno de las articulaciones, de esta manera las estructuras afectadas al estar rodeadas de un líquido sinovial de mejor calidad de las estructuras aticulares cartilaginosas.

La microcirugía articular consiste en un procedimiento bajo anestesia en una sala de quirófano, con equipos de fibra óptica en los que se observa directamente el daño presente, los beneficios de la cirugía artroscópica pueden ser un lavado articular que mejora la calidad de la articulación, reparación de lesiones estructurales, sean ligamentos, meniscos, o quistes cartilaginosos, mediante termoplastía rasurado de lesión, injertos de ligamento, injertos de cartílago.

La opción de reemplazo articular esta indicada cuando la articulación esta severamente dañada y los tratamientos mencionados no producirán un beneficio en nuestros pacientes.

Hay que recordar que el tipo de tratamiento se basa principalmente en la severidad del problema articular.

El dolor de las articulaciones, cuando no es consecuencia de un traumatismo, inicia su aparición por un mecanismo degenerativo, que es esperado a partir de cierta edad y teniendo en cuenta la actividad a la que se ha sido sometida la articulación durante el transcurso de la vida, instalándose de manera crónica progresiva. 

 

 


Síguenos en las redes sociales