Artrosis de Cadera


La artrosis de cadera u osteoartrosis es una enfermedad producida por el desgaste del cartílago y del tejido que amortigua las articulaciones como la cadera. Es más frecuente en personas de la tercera edad y se desarrolla de una manera lenta empeorando con el paso del tiempo. Es una de las principales causas de dolor y discapacidad reportadas a nivel mundial y aunque aún no existe cura, existen muchas opciones de tratamiento disponibles para controlar el dolor, mantenerse activo y así poder llevar una vida plena.

 

¿Qué es la osteoartritis de cadera?

 

La palabra osteoartrosis deriva del prefijo griesgo osteo que significa “hueso”, artr que significa “articulación” e itis que significa “inflamación”. La articulación de la cadera se conforma por una esfera (la cabeza del femur) y una copa en la cual embona esta esfera (la pelvis).ARTROSIS

Una cadera sin alteraciones permite movilidad libre y sin ninguna dificultad, esto gracias a que el tejido que recubre el fémur y la pelvis, el llamado cartílago articular, es liso, blando y resbaladizo, lo que ayuda a que proteger y amortiguar el contacto entre ambos huesos. Cuando hay desgaste de este cartílago, la superficie se vuelve áspera y el roce de los huesos en estas zonas desgastadas desencadena dolor. En etapas más avanzadas el cartílago se deteriora al grado de dejar el hueso sin ningún recubrimiento, el hueso expuesto causa molestias al movimiento y con el tiempo crece formando espolones que aumentan el dolor y disminuyen los rangos de movilidad de la cadera.

 

¿Por qué se desarrolla la osteoartrosis de cadera?

 

No hay al momento algún factor ligado con certeza a este padecimiento, sin embargo hay múltiples factores que se ha demostrado aumentan el riesgo de padecer esta enfermedad entre los cuales se encuentran:

Factores genéticos: o 40- 60% asociación entre padres e hijos o algún familiar con esta enfermedad.

Factores constitucionales:

  • Edad: Personas mayores a 60 años
  • Sexo: Se presenta en ambos sexos, pero en la población femenina se presenta de manera más temprana.
  • Obesidad: El riesgo es cuatro veces mayor que en la población no obesa.

Factores mecánicos:

  • Lesiones previas: Fracturas o luxaciones de la cadera
  • Ocupación: Empleos en los cuales se aplique carga a la cadera (que carguen cosas pesadas por ejemplo)

Factores ambientales

  • Estilo de vida sedentario
  • Dieta poco balanceada

 

¿Qué síntomas da la osteoartrosis de cadera?

 

La artrosis es una enfermedad que se desarrolla de manera lenta por lo que los síntomas inician de una forma leve y esporádica avanzando hasta ser severos y constantes durante todo el día. El síntoma principal es el dolor, el cual se localiza en las caderas, en la ingle o en la parte anterior del muslo y rodilla. El dolor aumenta por la mañana o después de actividades físicas (caminatas largas, subir y bajar escaleras) y mejora con el reposo. Con el progreso de la enfermedad aparece rigidez y limitación para mover la cadera con lo que se dificultan actividades simples de la vida diaria como subir escaleras, cruzar una pierna sobre otra al estar sentado o atarse las cintas de un zapato. En etapas avanzadas hay cojera al caminar.

 

¿Cómo se diagnóstica la artrosis de cadera?

 

Debido a que es una enfermedad que empeora con el paso del tiempo mientras más temprano se diagnostique se mejoran los resultados del tratamiento. El diagnóstico es relativamente sencillo, se basa en una historia clínica detallada y una exploración física completa de la cadera en la cual se encuentren las características ya descritas de dolor y limitación a la movilidad. El diagnóstico se confirma con radiografías simples de la cadera en proyección anteroposterior.

TRATAMIENTO

 

¿Qué opciones de tratamiento existen?

 

Al momento no existe cura definitiva para la artrosis, sin embargo existen múltiples opciones que mejoran el dolor y la calidad de vida. La opción más adecuada es diferente en cada paciente ya que se debe valorar el entorno y el grado de severidad de la artrosis. El médico ortopedista es el que desarrollará un plan integral y personalizado a cada caso.

 

Medidas de tratamiento no quirúrgicas.

 

La medida inicial para todos los casos de artrosis es el manejo conservador el cual mejora las molestias en gran parte de los pacientes con grados leves o moderados de enfermedad siempre y cuando se apeguen a las medidas indicadas por el ortopedista. Consisten en:

  • Cambios en el estilo de vida: Protegen las articulaciones y enlentecen el avance de la enfermedad
  • Ejercicio: Ejercicios de bajo impacto como caminar, andar en bicicleta y nadar. Ejercicios como correr o practicar futbol causan mayor tensión en la cadera y pueden ser perjudiciales.
  • Disminución de peso: La pérdida de mínimo 5% del peso corporal y su mantenimiento con un programa de dieta y ejercicio pueden resultar en grandes cambios favorables en la sintomatología
  • Rehabilitación: Debe iniciarse tan pronto se diagnostique la enfermedad y es tan importante como el uso de analgésicos. Un adecuado programa de fortalecimiento muscular, estiramientos en casa, ejercicios con pesas y una dieta balanceada, reduce el dolor, la limitación en la movilidad y la toma de medicamentos. Acuda con su terapeuta físico para recibir el programa de rehabilitación más adecuado para su caso.
  • Terapia alternativa: El ultrasonido, la acupuntura y la estimulación eléctrica transcutánea no han demostrado más que un efecto placebo en esta enfermedad, incluso esta última se asocia con aumento del dolor posterior a 6 meses de uso. En general no se recomienda el uso de medicina alternativa para la artrosis de cadera.
  • Medicamentos o Analgésicos: El acetaminofén o paracetamol es el medicamento inicial de elección debido a su efectividad disminuyendo el dolor y por la baja tasa de efectos adversos. En casos de mayor severidad se pueden agregar Anti Inflamatorios No Esteroides (conocidos por sus siglas como AINES) como la Aspirina o el Ibuprofeno. Los AINES tienen mayor riesgo de irritar la mucosa del intestino por lo cual su uso se debe acompañar de protectores de mucosa como Ranitidina u Omeprazol.
  • Suplementos alimenticios: Son medicamentos de venta libre que alivian el dolor en algunas personas con etapas iniciales de artrosis. Glucosamina y Sulfato de condroitina son los más comunes. Hable con su médico antes del uso de estos suplementos.

 

Tratamiento quirúrgico

 

Existen diferentes técnicas quirúrgicas de las cuales cada una se indica en diferentes grados de enfermedad. remplazo

  • Artroscopia: Poco usada en artrosis de cadera, ayuda a retirar fragmentos de cartílago roto o libre y para la resección de tejido inflamado dentro de la articulación. Es efectiva en mejorar el dolor pero solo retrasa la necesidad de procedimientos mayores ya que no cura la enfermedad. o Osteotomías: Cortes en el hueso, ya sean en la esfera que es la cabeza del fémur o en la cavidad de la cadera para mejorar la alineación o quitar presión en zonas con cartílago dañado.
  • Reemplazo articular: Mejor conocido como Artroplastia o prótesis de cadera. Puede ser parcial (solo se reemplaza parte del fémur) o total (se reemplazan fémur y la parte de la pelvis donde embona el fémur). Existen muchos diseños de prótesis y de diferentes materiales. El grado de actividad, la edad del paciente entre otras características serán tomadas en cuenta por el ortopedista a la hora de seleccionar la prótesis más adecuada para cada caso.

 

Calidad de vida

Aunque puede resultar difícil saber que se padece esta enfermedad, un manejo integral en conjunto con el ortopedista puede lograr una vida plena y libre de molestias. Acuda con su especialista para una valoración temprana.

 

Síguenos en las redes sociales